Ortodoncia

Alinea tus dientes para tener una sonrisa perfecta y mejorar la masticación.

Ortodoncia RB dental

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es la rama de la odontología que se ocupa de identificar y corregir aquellos defectos en la alineación y oclusión de los dientes.
Tener dientes desalineados no solo es un problema estético que afecta tanto a adolescentes como a adultos, sino que también afecta la salud dental, por ejemplo al reducir la efectividad de la higiene dental durante el cepillado diario, ya que una desalineación dental complica la eliminación de la placa en toda la superficie del diente.

¿Cuántos tipos de ortodoncia existen?

Existen varios tipos de ortodoncia en función del material empleado. Principalmente se distinguen en:
 

  • Ortodoncia fija ( brackets metálicos, de cerámica y de zafiro).

    Los brackets metálicos son los brackets tradicionales que llevan gomas o elásticos de colores para unirlos con los arcos y poder alinear y ajustar tus dientes para que puedas tener una bonita sonrisa.

    Los brackets de zafiro son actualmente los brackets de máxima estética en ortodoncia ya que tienen una transparencia inmejorable. El zafiro proporciona a los brackets un color casi invisible junto a la tonalidad de los dientes que se mantiene durante todo el tratamiento ya que no se pigmenta ni cambia de color.

     

  • Ortodoncia removible son las placas móviles activas, aparatos ortopédicos bucofaciales, dispositivos flexibles, etc..)
     

  • Ortodoncia invisible son férulas transparentes y extraíbles que el paciente puede quitarse y ponerse para comer y lavarse los dientes. Estas férulas están hechas a la medida de cada paciente. Es un tratamiento completamente personalizado que se realiza basándose en un estudio de imágenes 3D del paciente, en las que se podrá ver todo el proceso: desde la posición inicial de los dientes hasta el resultado final, una experiencia que no podrías tener con los brackets tradicionales.

file1.jpg
file.jpg

Ortodoncia Fija 

Ortodoncia removible

file3.jpg.png

Ortodoncia invisible

Frenos

Fases del tratamiento de ortodoncia 

La duración del tratamiento de ortodoncia varía según el caso del paciente. El aparato dental generalmente se usa por un período de tiempo que va de 6 meses a 3 años y requiere revisiones frecuentes y regulares por parte del dentista.

Podemos distinguir 5 fases del tratamiento de ortodoncia:

 

  1. Estudio de ortodoncia, que permitirá al dentista, después de haber realizado una serie de exámenes, evaluar la situación del paciente y establecer qué tipo de aparato dental se recomienda en su caso.
     

  2. Colocación de ortodoncia, una vez elegido el tratamiento de ortodoncia que más se ajuste al paciente se procede con la colocación del aparato. A partir de este momento el aparato dental comenzará a actuar para enderezar los dientes.  
     

  3.  Control periódico, durante el tratamiento será necesario realizar numerosas revisiones, para evaluar el progreso logrado, reemplazar los elásticos o hilos dañados y resolver cualquier problema. 
     

  4. Retirada de la ortodoncia, una vez logrado el resultado esperado se retirará el aparato dental y se realizará una limpieza. 
     

  5.  Mantenimiento de la ortodoncia, representa una fase posterior al tratamiento, que se recomienda después de retirar el aparato, para evitar que los dientes puedan volver a moverse. Implica el uso de un retenedor que debe llevarse según los métodos y tiempos acordados con el odontólogo.

¿Cuáles son los beneficios de la ortodoncia?

  • Mejora la autoestima y la estética. La ortodoncia ayuda a tener una boca totalmente armónica. Una correcta posición de los dientes nos dará una mayor seguridad al sonreír y regalar muchas más sonrisas sinceras a nuestros amigos y familiares.
     

  • Mejora la apariencia del rostro. La ortodoncia no solo corrige los dientes, sino que también transforma la belleza del rostro. Cuando la mordida sobresale más arriba que abajo, o viceversa, se produce un  cambio en la forma de la boca que afecta todo el rostro. Un cambio en el orden de nuestros dientes, cambiará en definitiva el contorno de nuestra cara.
     

  • Mejora la mordida y el masticar. Una buena mordida ayuda a una mejor masticación de los alimentos y por consiguiente conseguiremos una mejor digestión. 
     

  • Mejora la higiene dental. Entre los aspectos más positivos de la ortodoncia es que los pacientes, por fin, pueden limpiarse los dientes a conciencia y en profundidad. Evitando así problemas bucodentales y el riesgo de caries.
     

  • Evita el desgaste de los dientes y la pérdida de las piezas dentales. Cuando los dientes están apiñados o torcidos no hay una armonía en la mordida. Esto hace que se produzcan desgastes en estas piezas dentales lo que las acabará haciendo más débiles y propensas a más enfermedades bucales.
     

  • Reduce el riesgo de caries dental y otros problemas bucodentales como la periodontitis o gingivitis. Gracias a la ortodoncia evitamos dejar espacios ocultos que pueden convertirse en focos de acumulación de restos de comida y placa dental.
     

  • Reduce el Bruxismo. Es cierto que el hecho de rechinar los dientes está asociado a problemas de estrés, pero también parte del problema puede estar en una mala oclusión, es decir, los dientes de arriba y abajo no encajan correctamente.
     

  • Reduce los dolores de cabeza, cuello, espalda y oídos. Una buena armonía en la mordida reduce la tensión de los músculos, de la cabeza, oídos y cervicales que están muy relacionados. Mejorando no solo la salud dental sino la salud del cuerpo en general.
     

  • Prepara la boca del paciente para tratamientos posteriores. Es posible que necesite crear espacio en la boca para reponer una pieza que falta, la ortodoncia ayuda a crear este tipo de espacio necesario.

 

Fotos