• RB Dental

Blanqueamiento dental

¿Qué es el blanqueamiento dental?

¿Por qué los dientes pierden su propio brillo?

¿Cuántos tipos de blanqueamiento dental hay?



El blanqueamiento dental es un tratamiento estético dental que permite no sólo devolver un color más natural a nuestros dientes, sino también hacerlos más blancos y brillantes, mejorando así la sonrisa.


Las causas del oscurecimiento dental son numerosas, con el paso del tiempo los dientes absorben los pigmentos de la comida, de la bebida, del enjuague bucal y del tabaco, alterando su brillo y haciéndolos parecer más amarillos.


A veces son sólo manchas superficiales, como ocurre con el consumo excesivo de café o tabaco. Otras veces son más profundas, como ocurre con el uso prolongado de algunos medicamentos o por enfermedades dentales.


Tipos de blanqueamiento dental


Existen varias soluciones para blanquear los dientes que nos permiten obtener una sonrisa deslumbrante de forma rápida y sencilla.


En las Clínicas RB Dental ofrecemos los siguientes tratamientos:

  • Blanqueamiento en clínica, consiste en la aplicación de un agente blanqueador a base de peróxido de hidrógeno. La activación del tratamiento se produce por una fuente de Luz LED y los resultados se pueden apreciar en una sola sesión.

  • Blanqueamiento en domicilio, se realiza cómodamente desde casa con férulas hechas a medida y un set de blanqueamiento. El proceso de es algo más lento pero muy efectivo, pudiéndose ver los resultados en tan solo dos semanas.

También es posible recurrir a un tratamiento combinado, es decir, un tratamiento que alterna fases en clínica y fases domiciliarias.


El blanqueamiento dental no produce efectos secundarios, salvo algún caso en el que puede provocar sensibilidad dental temporal. Para obtener resultados satisfactorios recomendamos acudir a una clínica dental y dejarse asesorar por profesionales.


Recomendaciones después del tratamiento


Los tratamientos de blanqueamiento dental generalmente requieren reducir la ingesta de ciertos alimentos sólo en los días posteriores al tratamiento, como por ejemplo el té, el café y por supuesto el tabaco.


Para concluir, destacar que es un tratamiento que se puede realizar en cualquier paciente siempre que esté libre de caries u otras patologías. Antes de realizarlo, el odontólogo tendrá que hacer una revisión completa, para asegurar que existe una correcta salud bucodental previa.


El tratamiento es indoloro y contrariamente a lo que se piensa no daña el esmalte y no causa ningún daño a nuestros dientes.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo